En las celebraciones religiosas que se pueden realizar en el colegio o en el grupo-clase, es el momento en el que tanto profesorado como alumnado expresen, mediante oraciones y poemas, lo que sienten y quieren comunicar en ese momento. En este sentido, las oraciones y poemas que aquí presentamos, pueden ser una muestra que animen a otros a escribir su propia oración o tal vez a leer uno de los textos que aquí presentamos.

Razones para vivir

Ahora que te has ido
me enseñas a comprender
que la vida es una historia sin final,
que solo muere lo que no amamos,
que solo se pierde lo que no entregamos,
que ninguna soledad vaciará por completo el tiempo.

Ahora que te has ido me enseñas a descubrir
que aún quedan páginas por escribir
y flores en nuestro balcón para cuidar;
abrazos por recibir y encuentros por saborear,
lágrimas de solidaridad por derramar,
esperanzas en espera,
amor dispuesto a multiplicarse …

Ahora que te has ido,
nos queda el último y eterno abrazo

Hasta siempre

Queridos míos:
No hay nada que temer,
la muerte es solo un umbral,
como el nacimiento.

El único recuerdo que me llevo
es el de los amores que dejo,
siempre estaré unida a vosotros.

No os atormentéis pensando
en lo que pudo ser y no fue,
en lo que debisteis hacer de otro modo.

A pesar de mi muerte
seguiremos en contacto,
me llevaréis dentro
como una constante presencia,
acudiré cuando me llaméis.

Seré vuestro ángel protector,
no os aflijáis.

Queridos míos, seguid viviendo.

El hilo no está cortado

La muerte no es nada,
solo he pasado a la otra orilla.
Vosotros sois vosotros, yo soy yo.
Lo que yo he sido para vosotros siempre lo seré…
Llamadme como siempre me habéis llamado;
habladme como siempre lo habéis hecho;
no uséis un tono diferente;
no pongáis una cara solemne o triste.

Seguid riéndoos de lo que nos hacía reír juntos;
Sonreíd, pensado en mí.
Que mi nombre sea pronunciado en casa
como siempre lo fue,
sin énfasis alguno, sin marca de sombra.
La vida significa todo lo que siempre ha sido;
el hilo no está cortado.

¿Por qué iba a estar fuera de vuestro pensamiento,
simplemente porque estoy fuera de vuestra vista?
No estoy muy lejos, solo a la otra orilla del río.

Lo veis, todo está bien…

Despedida

Hola, XXXX.
La muerte nos ha separado físicamente,
ya no puedo ver tus ojos
mirándote con cariño, ni mirarte yo
con todo mi amor.
Ya no podré oír tus palabras ni decirte las mías,
ni escuchar tus consejos;
ya no podré sentir tus abrazos
llenos de ternura,
ni darte los míos.

Y sin embargo,
seguimos viviendo:
tú en mí y yo en ti …
Eres presencia misteriosa
regalo de un amor que no puede morir.
Eres presencia añorada
que da calor y sentido a mi sufrimiento.
Mi querida mamá, (mi querido o querida XXX)
ni tú te has ido del todo
ni yo he muerto contigo…
Mi corazón no cesará de desearte,
ni se agotará la fuente de mis lágrimas,
hasta que mi dolor
se convierta en amor transfigurado.

Cuando el corazón llora, agradece y espera…
Mi corazón no se cansará de buscarte
entre las rosas y espinas que tejieron
de belleza nuestra vida,
hasta que nuestras miradas
descansen, por fin,
en un abrazo eterno.

Te estamos esperando

Te fuiste no sé adónde.
Te espera tu cuarto.
Mi mamá, Juan y Jorge
te estamos esperando.
Nos han dado abrazos
de condolencia, y recibimos
cartas, telegramas, noticias
de que te enterramos;
pero tu nieta más pequeña
te busca en el cuarto,
y todos, sin decirlo,
te estamos esperando.

(Jaime Sabines)

Orar la rabia

Dios mío, con el corazón enfurecido,
me presento ante Ti,
furioso por dentro y enrabietado por la pérdida,
por lo que nos ha hecho la vida,
que nos ha dejado baldados y sin fuerzas,
por lo que nos ha ocurrido y que, realmente,
tampoco era oportuno ni necesario …
Tú, Dios, que nos conoces a todos,
que tienes contado cada pelo de nuestra cabeza,
que has hecho florecer el amor entre nosotros,
y las relaciones cálidas y tiernas.
Tú, Padre amoroso, sabes lo enfadado que estoy,
lo que me duele esta separación,
y creo que es una pena y un dolor
que no se me pasarán nunca.

Paree mentira que Tú, Dios, Padre de todos,
hayas permitido que ocurra esto.
No tienes ni idea de cómo gestionar tu familia,
no sabes lo inoportuno que eres y lo mal que lo haces,
¿Y a ti te llaman el Dios del Amor…?
¡Pues me río yo de tu amor hacia mí…!

Dame un poco de paz, Padre Dios,
sostenme en tu brazo amoroso,
como a un niño en plena pataleta,
que solo se calla cuando su padre le abraza.
Recuerdo la canción de la Iglesia:
PAZ, PAZ, DAME TU PAZ…
Y te la pido, te la grito… Amén.

Dios aprieta pero no ahoga

Por qué, Señor, pretendemos
atribuirte nuestros mismos pensamientos,
nuestras mismas actitudes…
Por qué, Señor, este afán
de justificarte…
Señor, prefiero creer que Tú
ni aprietas ni ahogas,
que es la vida la que nos pone en aprietos,
que somos nosotros los que no encontramos respiro…
Ayúdame, Señor,
a aceptar que Tú tienes una forma diferente de amar.

Dios se lo ha llevado

Ahora en el fondo oscuro de mi soledad,
quisiera entender, Señor,
que Tú no te llevas a nadie,
que no eres el que, sobre todo sorpresivamente,
arrancas de nuestra vida a nuestros seres queridos.
Ayúdame ahora, Señor, a entender
que, en la vida y en la muerte,
en ti vivimos, nos movemos y existimos.
Tú, Señor, no te lo has llevado,
ya vivía contigo.

Estos textos los hemos tomado de: BERMEJO, JC y AYERRA, M.P., Orar el duelo, Sal Terrae, Santander, 2017; BERMEJO, J.C., y ALVAREZ, F., Orar en el duelo, Desclée de Brouwer, Bilbao, 2012; HERRERO, J., Despedida de un ser querido, Folleto del Tanatorio de Madrid M-30, 2013; JORDÁN, I., ABAD, J., MORENO, J., Celebraciones en el tanatorio, CCS, Madrid, 2011.

Efímera

Stéphane Sénégas
Este cuento narra la historia de dos hermanos que descubren un insecto cuya vida dura un día y deciden que ese día sea el más especial de ese insecto. De esta forma se pretende que el niño se enfrente a la muerte de forma natural.

¿Qué viene después del mil?

Anette Bley
Este libro contiene una reflexión sobre cómo los números no se acaban, al igual que el recuerdo de los seres queridos. Es una lectura que además nos muestra la relación especial entre una niña y un anciano.

Siempre

Ana Galán y Marta Sedano
Osito piensa que su mamá es la mejor del mundo. Ella le enseña todas las cosas que un osito debe aprender para convertirse en un oso grande y fuerte, y siempre está a su lado para protegerlo. Pero ¿qué pasaría si algún día su mamá no estuviera? Un cuento sencillo y muy reconfortante, ideal cuando los niños temen la muerte de algún ser querido y necesitan de comprensión y apoyo para normalizar sus emociones.

Vacío

Anna LLenas La protagonista es una niña feliz que, tras sufrir una inesperada pérdida, descubre en su interior un gran vacío. Este hecho la llena de tristeza y pesadumbre y la lleva a salir en busca de posibilidades para cerrarlo y volver a ser como antes. El desasosiego que le produce comprobar que no existe nada que pueda eliminarlo para siempre la conducirá a una profunda tristeza que le servirá para despertar a una nueva realidad: la solución para llenar ese vacío está en el interior de ella misma. El libro viene acompañado de recursos didácticos para descargar y trabajar Vacío en las aulas.

El mundo, los otros y yo

Varios autores El libro recoge 120 preguntas reales que se plantean los niños de 8 a 12 años sobre el mundo que les rodea y sobre la vida que van descubriendo. Están agrupadas en cinco capítulos y, entre ellos, hay uno dedicado a la vida y la muerte. Las respuestas no pretenden ser definitivas, sino ofrecer pistas para la reflexión y que cada uno encuentre su propia respuesta.

La mujer que me escucha

Pedro Alcalá
El autor comparte en este libro la vivencia en primera persona de su duelo, su proceso de elaboración del dolor y la superación de la muerte de su hijo pequeño. La transparencia, profundidad y sensibilidad con la que Pedro Alcalá cuenta su vivencia sirve de ayuda y de inspiración para otros dolientes.

La vida de Calabacín (2016)

Dirigida por Claude Barras

Calabacín es un niño valiente que después de perder a su madre tiene que ingresar en un hogar de acogida con otros niños huérfanos de su edad. En un primer momento se esfuerza por encontrar su lugar en este nuevo medio hostil. Sin embargo, con la ayuda de sus nuevos amigos, Calabacín aprende a confiar, encuentra el verdadero amor y una nueva familia.

UP (2009)

Dirigida por Pete Docter

Un vendedor de globos de 78 años, Carl Fredricksen, después de quedarse viudo consigue llevar a cabo el sueño de su vida al enganchar miles de globos a su casa y salir volando rumbo a América del Sur. Pero descubre demasiado tarde que la mayor de sus pesadillas se ha embarcado también en el viaje: un Explorador de la Jungla llamado Russell, que tiene 8 años y un optimismo a prueba de bomba.

Hermano oso (2003)

Aaron Blaise, Bob Walker

Kenai es un joven indio nativo americano que culpa a un oso de la muerte de su hermano. Tras perseguir al animal acaba con él, pero entonces, las fuerzas mágicas de la Naturaleza le transforman en oso. Convertido en criatura agreste (y perseguido por otro hermano que le cree el asesino animal de su familia), entablará una relación de amistad y cariño con un pequeño cachorro osuno. Además de enseñar el proceso de la pérdida de un ser querido, ayudará a trabajar el sentimiento de culpa.

21 gramos (2003)

Dirigida por Alejandro González Iñárritu

Una historia de esperanza y humanidad que explora la sensaciones emocionales y físicas de tres personajes unidos por un accidente inesperado que hace que sus vidas y destinos se crucen, en una historia que los lleva al amor y la venganza. 21 gramos hace referencia al peso que perdemos cuando morimos, el peso llevado por los que sobreviven.

Utilizamos cookies propias y de terceros para obtener datos estadísticos de la navegación de nuestros usuarios y mejorar nuestros servicios. Si acepta o continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.

ACEPTAR
Aviso de cookies