La Plataforma Más Plurales entrega en el Senado sus enmiendas a la Ley Celaá

La Ley Celaá impone un modelo estatalista que arrincona la libertad de enseñanza

La LOMLOE solo favorece el crecimiento del modelo público y desprecia a los trabajadores de las escuelas concertadas

4 de diciembre de 2020

Representantes de la Plataforma Más Plurales, de la que forman parte sindicatos, asociaciones de familias, empresas del sector y diferentes organizaciones educativas, han registrado esta mañana en el Senado las enmiendas dirigidas a los Grupos Parlamentarios que van a debatir la Ley Celaá, tras su vertiginoso y exprés paso por el Congreso de los Diputados, donde no se ha permitido la participación en el debate parlamentario a la comunidad educativa, como ha sido lo normal en las últimas leyes de educación.

La Plataforma Más Plurales presenta estas enmiendas con un sentido constructivo y con el fin de mejorar el articulado de la LOMLOE para adaptarlo al sentido y al contenido que, con palabras de la Ministra, dice que tiene esta Ley, donde no cambia nada y donde se respeta, otra vez con palabras de la Ministra, la libertad de elección de las familias y se garantiza la existencia de los centros de Educación Especial.

Si nada cambia en el articulado de temas como la programación de la educación, los decretos de admisión de alumnos y el papel y la continuidad de la enseñanza concertada, la Plataforma Más Plurales no entiende el empeño de modificar la ley, no aceptar ninguna enmienda en estos temas tras su paso por el Congreso y continuar con el doble discurso de decir que nada cambia cuando lo que dice la ley –como afirman en Más Plurales: “nos la hemos leído”- es lo contrario de lo que declara la Ministra.

La Plataforma Más Plurales propone enmiendas en los artículos 74, 86, 87, 88, 109, 116, 117 y en las Disposiciones Adicionales Tercera y Cuarta, entre otros. Todas ellas, de una manera o de otra, afectan a la libre elección de las familias, tanto de una manera general como para los centros de Educación Especial. Se trata, en definitiva, de respetar esa libertad de los ciudadanos y de impedir que sean las Administraciones las que impongan sus exclusivos criterios. Como se lee en la Ley, hay una predisposición especial hacia la escuela pública en detrimento de las escuelas concertadas, que tendrán a partir de ese momento un carácter subsidiario, poniendo en peligro el futuro de miles de trabajadores. En la actualidad, y sin que existan problemas de ningún tipo, la complementariedad garantiza esta libertad de elección.

Las enmiendas reclaman también la correcta financiación de todos los centros sostenidos con fondos públicos, los ordinarios (incluyendo a los centros concertados) y los de Educación Especial. También, la importancia de crear plazas de Educación Infantil de carácter público y de iniciativa social (en la Ley solo se habla de crear plazas públicas). Y, además, la necesidad de garantizar los recursos personales y económicos para escolarizar a todos los alumnos en todos los centros sostenidos con fondos públicos, también a los alumnos con necesidades educativas especiales, que requieren de una precisa atención. Hasta ahora, esta financiación es absolutamente desequilibrada en perjuicio de los centros concertados.

Estas enmiendas buscan mejorar el contenido de la Ley para hacerla más dinámica, plural y abierta. Con el articulado actual, estamos ante una Ley fuertemente intervencionista que promueve la restricción de derechos y libertades ciudadanas y atenta contra la pluralidad de nuestro sistema educativo, elemento sin duda clave en una sociedad democrática.

Cerca de dos millones de firmas avalan a la Plataforma Más Plurales, que solo desea contribuir a mejorar la calidad de nuestro servicio educativo y a construir entre todos una sociedad más justa, igualitaria y democrática.

NP4.12.2020
07_mas_plurales

Sobre Escuelas Católicas

Escuelas Católicas (EC) es la marca de la Federación Española de Religiosos de la Enseñanza-Titulares de Centros Católicos (FERE-CECA) y de Educación y Gestión (EyG). FERE-CECA asocia desde 1957 a los titulares de los centros educativos y EyG los representa en su vertiente empresarial desde 1989. Actualmente integra a 1.976 centros educativos católicos, la mayoría con algún nivel concertado. Gran parte de ellos son centros integrados, es decir, que cuentan con más de una etapa. Si separamos por niveles educativos hablaríamos de 1.756 centros de Educación Infantil, 1.704 de Educación Primaria, 1.641 de Educación Secundaria (ESO o FP Básica) y 776 centros de Bachillerato o FP de Grado Medio o Superior, es decir, de 5.877 entidades pedagógicas. En ellos se educan 1.216.907 alumnos y hay 102.948 trabajadores, de los que 83.682 son docentes.
Escuelas Católicas supone el 15% del total del sistema educativo y el 58% de la enseñanza privada concertada, lo que la convierte en la organización más representativa de este sector.

Marketing Digital. Este proyecto ha sido desarrollado por Grupo Enfoca: Diseño web Alicante

Utilizamos cookies propias y de terceros para obtener datos estadísticos de la navegación de nuestros usuarios y mejorar nuestros servicios. Si acepta o continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.

ACEPTAR
Aviso de cookies