Si el suceso tiene lugar en el centro, llamar a los
servicios médicos de urgencia y a la Policía

Comunicarse con la familia (expresar condolencias, ponerse a su disposición y
contarles la información
que se va a transmitir a la comunidad educativa)

Analizar la situación, recabar información
coordinar las actuaciones

Comunicar el suceso al claustro de profesores, al Consejo Escolar y al AMPA,
así como a las administraciones educativas si estamos ante una situación de crisis. Ofrecer apoyo psicológico

Comunicar el suceso a los alumnos y
ofrecerles apoyo psicológico y acogida

Elaborar un comunicado informativo y de condolencia
para la comunidad educativa

Dar información sobre los servicios profesionales que ofrecen ayuda en estos casos
(Teléfono ANAR, Teléfono de la Esperanza, servicio de psicólogos de las consejerías de Educación…)

Si el suceso ha saltado a los medios activar el protocolo de comunicación de crisis: investigar, constituir comité de crisis, identificar los públicos afectados, establecer pautas de actuación, contactar con un abogado, determinar la información a transmitir y elegir los canales y el portavoz para difundirla

Consultar con la familia la posibilidad
de asistir al tanatorio

Utilizamos cookies propias y de terceros para obtener datos estadísticos de la navegación de nuestros usuarios y mejorar nuestros servicios. Si acepta o continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.

ACEPTAR
Aviso de cookies