Representantes de los más de 2.000 colegios católicos de España reunidos en Asamblea general fijan sus líneas de acción de futuro

Escuelas Católicas apuesta por convertir los desafíos en oportunidades

Presenta el cartel de su XV Congreso “#Magister. Educar para dar vida”

5 de abril de 2019. Líneas de acción de futuro

La Asamblea nacional de Escuelas Católicas (EC), en la que están representados los más de 2.000 colegios de la organización, se ha reunido durante dos días para hacer balance del año y fijar las líneas de futuro. Ha contado en el día de hoy con la presencia de César Franco, obispo de Segovia y presidente de la Comisión Episcopal de Enseñanza, quien agradeció el trabajo desarrollado por las entidades y centros católicos, y animó a seguir trabajando juntos por la libertad de enseñanza, la creación de centros, los derechos de los padres, la asignatura de Religión y la evangelización. 

Por su parte, el reelegido presidente de Escuelas Católicas, Juan Carlos Pérez Godoy, animó a los cerca de 200 representantes de los titulares de los colegios y a la organización en general, a “convertir los desafíos y oportunidades en retos”; a trabajar el sentido de pertenencia y unidad; a defender la escuela católica como bien social; a prestar atención a la demanda de las familias; a promover una escuela que se abra al mundo y asuma la diversidad cultural, social y religiosa; y a dar mayor importancia a la Formación Profesional.

En la casa general de las Hermanas del Amor de Dios en Madrid, los asistentes además de aprobar las cuentas de 2018 y los presupuestos de 2019, analizaron los principales problemas de la educación actual, aquellos que son propios de la organización y las demandas más importantes de los centros afiliados. En virtud de dicha reflexión han comprometido las líneas de acción de futuro con objeto de prestar un mayor y mejor servicio a los colegios y a la sociedad.

En líneas generales han exigido nuevamente un Pacto de Estado por la Educación y una reforma educativa que tenga en cuenta la demanda social, la complementariedad de redes y la libertad de enseñanza. Con objeto de que los centros católicos continúen con su aportación fundamental a la misión evangelizadora de la Iglesia, se han comprometido a tratar de asegurar la continuidad de los centros, y se ha ofrecido una propuesta teórica y práctica para la evangelización desde la escuela con el título “Escuela Evangelizadora”.

Por otra parte, con el compromiso de proteger y acoger a los más necesitados, los colegios católicos continuarán defendiendo la educación especial tanto en aulas inclusivas como en centros específicos, y velarán por el cumplimiento del recientemente firmado XV Convenio Colectivo de Educación Especial.

Con la mirada puesta en la acogida asumen la responsabilidad de acoger a los solicitantes de protección internacional, tanto ofreciendo recursos para la acogida de estas personas, como con la escolarización de niños y jóvenes. Continuarán, por otra parte, y según el compromiso adquirido, trabajando por la eficacia y la eficiencia en la gestión de los centros, para lo que contarán con el nuevo Sello EC Calidad que ayuda a identificar todos los aspectos que hacen diferentes a los centros de Escuelas Católicas, y garantiza un reconocimiento externo riguroso que avala el trabajo realizado.

Escuelas Católicas como institución que presta un servicio y acompañamiento a sus centros, adquiere también en este 2019 el compromiso de profundizar en aquellos asuntos que considera de vital importancia para los mismos. En esta línea ha presentado en la Asamblea del Decálogo contra los abusos sexuales, el Programa de cumplimiento normativo (Compliance), el proyecto para el uso de las TIC entre el alumnado con necesidades educativas especiales “Generación Apps” y, en breve, dará a conocer una Guía para educadores sobre el duelo en el ámbito escolar.

Por último, celebrará los días 14, 15 y 16 de noviembre en Madrid su XV congreso con el título “#magister. Educar para dar vida”, con objeto de que los titulares de los colegios reflexionen sobre el profesor que quieren y que necesitan para la escuela del siglo XXI, conscientes de que se precisan “profesores maestros” que cimienten una escuela que personaliza y humaniza la enseñanza para los alumnos, y que vibren con el proyecto educativo católico sin perder de vista los retos del contexto. El cartel de este congreso, presentado en la Asamblea, se puede ver aquí.

Sobre Escuelas Católicas

Escuelas Católicas (EC) es la marca de la Federación Española de Religiosos de la Enseñanza-Titulares de Centros Católicos (FERE-CECA) y de Educación y Gestión (EyG). FERE-CECA asocia desde 1957 a los titulares de los centros educativos y EyG los representa en su vertiente empresarial desde 1989. Actualmente integra a 2.008 centros educativos católicos, la mayoría con algún nivel concertado. Gran parte de ellos son centros integrados, es decir, que cuentan con más de una etapa. Si separamos por niveles educativos hablaríamos de 1.779 centros de Educación Infantil, 1.723 de Educación Primaria, 1.663 de Educación Secundaria (ESO o FP Básica) y 774 centros de Bachillerato o FP de Grado Medio o Superior, es decir, de 5.939 entidades pedagógicas. En ellos se educan 1.202.146 alumnos y hay 100.858 trabajadores, de los que 82.134 son docentes.
Escuelas Católicas supone el 15% del total del sistema educativo y el 60% de la enseñanza privada concertada, lo que la convierte en la organización más representativa de este sector.

Utilizamos cookies propias y de terceros para obtener datos estadísticos de la navegación de nuestros usuarios y mejorar nuestros servicios. Si acepta o continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.

ACEPTAR
Aviso de cookies