Equipos directivos y profesores de colegios de educación especial se forman en el uso pedagógico de las Apps

Educación, tecnología e inclusión, en la jornada más “especial” de Escuelas Católicas

09 de febrero de 2018. Proyecto “Generación Apps” para alumnos con NEE

Medio centenar de profesores y miembros de equipos directivos de colegios de educación especial participaron hoy en Madrid en una jornada de formación, organizada por Escuelas Católicas, para fomentar el uso pedagógico de las aplicaciones tecnológicas en alumnos con necesidades especiales derivadas de la discapacidad.

La jornada se celebró en el Colegio Ponce de León de Madrid, un centro que está llevando a cabo un proyecto pedagógico rehabilitador inclusivo, especialmente con alumnos con discapacidad auditiva. La directora del Departamento de Innovación Pedagógica de Escuelas Católicas, Irene Arrimadas agradeció en la inauguración la asistencia y recalcó lo “especial” que es siempre esta jornada para Escuelas Católicas.

Explicó que el proyecto que da nombre a esta jornada, “Generación Apps”, tiene como objetivo formar a los educadores para que puedan utilizar aplicaciones que ayudan a los alumnos con Necesidades Educativas Especiales (NEE), y acompañarles para la puesta en práctica en su trabajo en el aula con los alumnos.

Asimismo, indicó que se trata del tercer proyecto de Escuelas Católicas, dirigido a la utilización educativa de las TIC con alumnos con Necesidades Educativas Especiales, que ha sido aprobado por el Ministerio de Educación. El primero fue “Un click especial”, el segundo “enREDate con seguridad” y ahora “Generación Apps“, que además de formación y tutorías al profesorado contempla la publicación de una guía con las Apps mejores para estos alumnos elaborada a partir de los resultados del trabajo en el aula. Todo el material elaborado está disponible en abierto en la página web de Escuelas Católicas, en el apartado de inclusión educativa.

Sonia Ramos, coordinadora del equipo de educación especial de Escuelas Católicas hizo hincapié en la importancia de la comunicación para los alumnos con NEE, pues esa falta de comunicación puede ser más limitante que su propia discapacidad. “La tecnología es fundamental” y debe “despertar al alumno desde su discapacidad y desde su capacidad”, dijo.

En este mismo sentido, Arturo Cavanna, director de desarrollo tecnológico y transformación digital del Grupo Edelvives, primer ponente de la jornada, subrayó que la unión entre tecnología y educación especial es “posible” y es “necesaria”. Invitó a los asistentes a arriesgar: “No es posible innovar sin riesgo”, subrayó. Por eso los niños son tan creativos y no le tienen miedo al ensayo ni al error, por eso se llevan tan bien con la tecnología. “Ellos no tienen miedo a equivocarse”, aseguró.

Habló, asimismo, de personalización, de conectar, de crear, de experimentar, de Big Data, de realidad aumentada y animó a utilizar cualquier tecnología que pueda favorecer la comunicación y la inclusión de los alumnos y personas con NEE.

La jornada continuó con una mesa llena de emoción y experiencia TIC a cargo de Alex Escolà, psicólogo clínico infanto-juvenil especializado en atención temprana, autismo y nuevas tecnologías, Miren García directora pedagógica y orientadora en el Colegio María Corredentora de Madrid y Noelia Cebrián profesora de audición y lenguaje y educación especial en el Colegio la Purísima para niños sordos de Zaragoza. Hablaron de vocación, de inclusión y presentaron los talleres que se desarrollarán a lo largo del día en los que se mostrarán algunas de las aplicaciones que recogerá posteriormente la guía y que los asistentes podrán poner en práctica el lunes en sus aulas.

El Centro de Educación Especial Ponce de León de Madrid ofreció además una visita por sus instalaciones para poder ver y escuchar de la boca de los protagonistas cómo se hace realidad la inclusión en las aulas de los centros de Escuelas Católicas. En la jornada se entregó también un ejemplar de la guía “enREDate con seguridad” que pretende acercar las bondades y prevenir los riesgos de las redes sociales.

inclusion 2018

Sobre Escuelas Católicas

Escuelas Católicas es la marca de FERE-CECA, que agrupa a titulares de centros educativos católicos desde 1957, y de Educación y Gestión, organización empresarial de dichos centros desde 1989.
Hoy representa a 2.048 centros educativos concertados católicos, a los que pertenecen 1.207.527 alumnos y 100.400 trabajadores, de los que 84.252 son docentes. A su vez, Escuelas Católicas supone el 14,9% del total del sistema educativo y el 59% de la privada concertada, lo que la convierte en la organización más representativa de este sector. Apuesta por la innovación y mantiene una actitud emprendedora para adecuarse a la nueva realidad de los alumnos.

Utilizamos cookies propias y de terceros para obtener datos estadísticos de la navegación de nuestros usuarios y mejorar nuestros servicios. Si acepta o continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.

ACEPTAR
Aviso de cookies