Financiación de los colegios católicos en la República de Croacia

La cuestión de la creación y funcionamiento de los colegios católicos en Croacia está regulada en el Tratado entre la Santa Sede y la República de Croacia sobre cooperación en materia de educación y cultura (Narodne novine, Medunarodni ugovori, broj 2/1997), que garantiza que «la Iglesia Católica tiene derecho a fundar escuelas en todos los niveles e instituciones preescolares y a administrarlas de conformidad con las normas del Derecho Canónico y la legislación de la República de Croacia» y que «las escuelas católicas acreditadas (…) tendrán los mismos derechos y obligaciones que las escuelas estatales y tendrán derecho a recibir apoyo financiero». Lo que se había acordado en el Tratado Internacional se definió en el Acuerdo sobre las escuelas católicas de Primaria y Secundaria entre el Gobierno de la República de Croacia y la Conferencia Episcopal Croata (2011).

Por ello, los colegios católicos de Primaria y Secundaria de Croacia cuentan con su propia estructura para cumplir su misión especial y, bajo la supervisión del obispo diocesano, actúan de acuerdo con las normas del Derecho Canónico y la legislación de la República de Croacia. En consonancia con el Acuerdo, se definió que los centros católicos acreditados, sus profesores, educadores y otros empleados, así como los estudiantes y las personas en formación, tienen los mismos derechos y obligaciones que los de las escuelas estatales y tienen derecho a recibir apoyo financiero según lo dispuesto en la legislación de la República de Croacia. Las partes contratantes determinaron que las entidades jurídicas de la Iglesia Católica de la República de Croacia, en su calidad de fundadores de escuelas católicas, cuentan con todos los requisitos necesarios para las actividades y el funcionamiento de las escuelas católicas de conformidad con los reglamentos vigentes de la República de Croacia, y también se determinó que el Gobierno de la República de Croacia asume el compromiso de garantizar legalmente la financiación con cargo al presupuesto del país de los sueldos y remuneraciones mensuales con contribuciones salariales, así como otros derechos materiales de los trabajadores establecidos en el convenio colectivo para todos los trabajadores de los centros.

Conclusión

  • La República de Croacia financia los salarios de todos los trabajadores de los colegios católicos.
  • Los fundadores de los centros católicos financian la construcción de los colegios, el diseño de los edificios y los bienes materiales necesarios para el funcionamiento de los centros.
  • Siempre que las comunidades locales/regionales reconozcan la importancia de los colegios católicos en su entorno, pueden financiar materiales y  gastos de servicios del centro, pero no están obligados por la ley, sino que simplemente es una recomendación.

La República de Croacia no distingue entre escuelas religiosas y financia de la misma manera los salarios de los trabajadores de las escuelas fundadas por la comunidad cristiana ortodoxa, islámica, judía y protestante.

Danijel Holeš
Secretary of National Bureau
Croatian Bishops’ Conference for Catholic Schools

Marketing Digital. Este proyecto ha sido desarrollado por Grupo Enfoca: Diseño web Alicante

Utilizamos cookies propias y de terceros para obtener datos estadísticos de la navegación de nuestros usuarios y mejorar nuestros servicios. Si acepta o continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.

ACEPTAR
Aviso de cookies